BIENVENIDO

Nunca me había planteado escribir en un blog. Cosa curiosa pues lo llevo haciendo desde hace años en los foros de internet. Incluso me he atrevido con alguna incursión en revistas del motor.

Nada. ¡Hay que tener un blog!.¿Para qué?-dije yo. Pues porque es como mantener un diario de aquello que te interese y que de paso pueda ser de interés a otros.

Y así es como la idea de encuentro físico que mantuvimos en un foro, para que aquellos que lo desearan participaran, cada miércoles, y nos juntáramos para cenar y departir sobre nuestros cacharros, lo he trasladado aquí.

Un lugar abierto, donde todo el mundo pueda participar de lo que más nos gusta aparte de viajar en moto, charlar sobre nuestras experiencias con ellas


Nuestros queridos cacharros que apasionadamente disfrutamos, cuidamos y sobre los que somos capaces de hablar y hablar. Compartir ese viaje que hiciste, como lo viviste. Comentar ese otro que está siempre ahí, pendiente, como lo harás. Vivir incluso la experiencia de viajar leyendo las de otros e imaginando como será el tuyo cuando lo hagas. Porque lo harás. No te quepa la menor duda. Y así, al tran tran, ir describiendo aventuras solo o acompañado, con tu "cacharro". Ese que limpias, al que pones maletas un topcase, que si un escape o un navegador, una parrilla o un xenon, un asiento así o asá. Un manillar alzado o un gran carenado. Con el que te mueves al trabajo o en salidas de día/fin de semana. EL que te lleva de vacaciones. El que disfrutas en cada curva.

En fin inicio aquí un espacio para todos los amantes del turismo, en moto.
Aficionados a la BMW,a la Vespa Y M@S. Las posean o no pero sobre todo. Con afición a charlar de ello.

Un saludo a todos

Dedicado a todos y cada uno de los que han sudado la camiseta para poseer uno de nuestros deliciosos cacharros.En especial a Jimena, fiel compañera durante muchísimos años y que sin ella nunca hubiera pasado de soñar, a tener Nuestros Cacharros


… Sé que un día aparecerás. Viajaremos juntos y por separado. Seremos compañeros de viaje. Lo harás como alguien imprescindible en mi vida, me dijo: “Si al final de los días miras al lado, y estáis juntos, habrá sido para toda la vida”

Hoy hagamos por no estropear el presente que tenemos y sigamos cada uno por su lado, sin conocernos. Sin saber uno si el otro existe o no.


LA AVENTURA

Uno busca la aventura hasta que, tras muchos viajes, se da cuenta de que La Aventura, El Viaje, es VIVIR. Y ese Gran Viaje es más corto de lo que parece



PENSANDO EN AILISH (F850GS)


El azar, jajaja, me entrega una nuevecita (126 kms) 850 GS. La última en llegar de la familia GS de BMW. Tengo todo el día para enredar con este cacharro y ver de qué pasta está hecha. A mi manera, claro, lejos de campo y la terracería. En carretera, autopista y ciudad. Todo invita a pasarlo bien. El aspecto de por sí ya me atrae y lo que he ido leyendo de ella en foros españoles, además de lo visto en youtube ya me permiten hacerme una idea de ante qué estoy.

Me acerco a ti sin prudencia. No me impones. La estética para mí no es lo más importante, pero no puedes saberlo. Ni te conozco ni me conoces. Tampoco es que este tiempo en que estemos juntos vaya a dar para mucho, aunque igual nos llevamos una sorpresa.

Quiero ver que me aportaría pasar tiempo contigo, incorporarte a mi mundo de cacharros y además rodar contigo. Lo primero en sí mismo ya sé que no va a ser. Lo segundo y tercero van juntos, así que ya sé lo que debo encontrar en ti, para que se dé. No sé si lo que dicen es cierto, ni en un sentido, ni en el contrario. Cada uno habla de la feria según le va. Yo tengo claro que me formaré, contigo, mi propia opinión.

-No quise decir nada el otro día por si, ya sabes, igual era o no ahora. En fin. El caso es que estuvo conmigo un tiempo, Lo pasamos bien, Ambos teníamos claro que era temporal
-Bueno. Qué quieres que yo te diga. Temporal es todo menos la muerte. Además, yo ni conozco. Para diez minutos…. Pon tú que fueran veinte. Que estuve con ella… Que además fue casual. No tengo formada una idea clara de cómo es. Menos aún de como es su vida en realidad. Ni si realmente quiero conocer más de lo que vi o ya está.
-Como ves que sacaron el tema. Que si la foto, que los comentarios etc. Porque no me negarás que el del tipo ese, ¿cómo se llama?, dejaba entrever que había algo.
-Si. Lo vi. De hecho, fue Laura quien me advirtió de lo que había escrito y su observación, como no podía ser de otra manera, de que ni me asomara ahí. Por eso te digo que con el tiempo que fue, ya estuvo y no va haber más.

Y no sé porque según enfilamos la autopista antes de desviarnos, viene a mi mente la conversación anterior. Apenas inicio camino contigo, el tráfico está regular, pero te muestras ágil y suelta para sortear los vehículos que vamos encontrando y poder tomar el desvío hacia Valle, por la libre, hacia donde iremos a rodar. No sé si llegaremos. Tanto da. Pero una buena vuelta daremos seguro.

Lo primero que noto es tu aplomo, suspensiones, chasis y tacto motor superiores, absolutamente, respecto a la versión anterior. El cuadro digital no me acaba de convencer si bien el nivel de información es muy bueno, claro y suficiente. La caja de cambios precisa y cómoda de accionar. El embrague de cable no es mi hit y le resta tacto/precisión.

Qué bien pisas. Da igual el firme por el que transites. Ya quisiera yo en la urban GS (moto por la que siento verdadera devoción) tu horquilla delantera y amortiguación trasera. Me sobran los modos de motor, pero agradezco el rain en cuando el suelo está húmero, roto y descarnado. La rueda de 21 bien la cambiaría por una 19. Con neumático un poco más ancho delante. No es que te hayas comportado mal o me diera algún susto. No. Todo muy bien. Es simplemente que la 19 me da mas seguridad. Tu hermana la 750, en ese sentido, se me hace mas confiable y como en campo no voy a andar…Pues ya está.
Ergonómicamente para mí estás muy bien. Mi metro noventa está a gusto, cómodo. Con todo en su sitio. Puesto a pedir querría un parabrisas un poco más alto, las consabidas defensas laterales y de motor, parabrisas un poco más elevado, skidplate, alzas de manillar y que fuera un poco más ancho. Claro, que como estás ahora mismo, no haría falta más. Touratech, seguro nos dará lo anterior y más.  ¡¡¡Un buen indicador de que algo me encaja es cuando empiezo a pensar en cómo completarla con la mira puesta en … VIAJAR!!!

Hoy por hoy, en lo que llevamos juntos, ya he visto que sales bien desde abajo y aguantas bien las marchas largas. Los vacíos de las 800 y 700 que percibía han desaparecido en ti. Tu Dynamic es sensacional. El Rain, como debe ser a mi juicio, conservador. Y en el medio el Road. Así. Sin decir nada más. Las suspensiones me gustan. Son aguantadoras, pero no son secas. Y en esa inclinada con peralte inverso en la que siempre entrábamos en las 800 con el trasero apretado, contigo nada de nada. Mi mejor elogio es que has rodado como tu hermana mayor la 1200. Y es que me recuerdas su andar, lo cual es un gran elogio,

No he echado en falta el telelever y eso que soy su mayor fan sin duda. He disfrutado la suavidad de transmisión que una cadena te da, pese a ser el defensor a ultranza del cardan.

¿Y sabes qué? No se lo digas a nadie, pero nunca acepté a las pequeñas gs como tales, Vengo de la cultura del bóxer, de la R80 G/S y la primera GS ADV, la 1150, ambas las tengo y lo que no fuera bóxer, en gs no lo podía ser. Contigo tengo el honor, desde mi radicalidad de pensamiento, de darte la bienvenida a la familia GS. Con mayúsculas. Ya por fin nos olvidamos de experimentos de depósito de gasolina detrás y los desequilibrios de una arquitectura tan precaria.  De una 700 con mejor andar que la 800 (aunque muchos compran caballo grande ande o no ande).  Hoy la 850 GS es una moto ejemplar que sigue la estela de las mayores. Que no hace echarlas de menos (pese al precio), Con una ergonomía estupenda. Autonomía muy mejorada. Un andar impecable. Precisa pese a la rueda de 21. Confortable, manejable. Qué bien hemos tomado esas enlazadas. Y se cerró ese giro a derechas y parecía que… . La libramos.
Buenos frenos, aunque apurando, si solo pulsamos delante, hunde sin remedio la horquilla. Nada que ver con la anterior en que pareciera que ibas a salir por los cuernos. Jajaja. Pero si accionamos los dos, la moto se detiene en un santiamén. Bajando completa sin rechistar y en muy poco espacio.

Y sin ser pasional como lo es una 9T me has dado mucha alegría en este día que hemos pasado juntos. Un GS completa. Con el depósito de gasolina por fin en su sitio. Un chasis que da un andar magnífico en carretera y autopista. En ciudad te olvidas, no ocupas espacio, ni te calientas. Es cierto que eres muy alta pero a mí no me importa. Una estética muy conseguida. Un frontal imponente. Poco sensible al viento.

Equilibrio y Sobriedad son las dos palabras que realmente te definen Espero la fiabilidad que antaño tuvo la marca. Has superado cualitativamente en todos los aspectos a la generación anterior. Subes el listón a muy buen nivel. No me haces añorar la competencia KTM o TRIUMPH. Hoy tú GS850, las superas ampliamente. Más sencilla de manejar. Alcanzas una madurez que otros productos no llegan, pese al tiempo en el mercado, a alcanzar.

No te descarto, ni por un momento, en mi garaje como compañera del día a día y de viajes. Primera vez que pongo nombre a un cacharro ajeno pero es ya forma parte de mi historia de viajes y se ha ganado su lugar. Ailish.

Un verdadero placer rodar contigo.



Ailish. Nombre de deidad celta.Su significado? : Noble.

LAVADA Y RECIÉN PEINÁ. ¿LISTA?

Stinger recién lavada y peinada.
-¡Cómo luces!. Estás resplandeciente. 
Se acomoda sobre la pata lateral y de su tanque salen brillos. Gira su faro hacia mí.
-¿Nos vamos?, me pregunta.
-¿A casa?, le respondo.
Lanza una ráfaga de su faro y se acomoda de nuevo buscando la llave para que la arranque y contesta un rotundo...
-Siiiiiiiii. Vámonos ya. A nuestra casa. ¡Vámonos a VIAJAR!

TU SILUETA



Giro a izquierdas en el cruce hacia la caseta. Más adelante en el siguiente desvío seguiré derecho. Pago el peaje. Arranco y a escasos metros la primera curva, a derechas. Asfalto negro, pulcro, algo abrasivo en algunas zonas, desigual en otras. Perfectamente delimitado por las líneas de los lados y la central. Stinger está contenta. Los giros sucesivos nos permiten rodar ligero, trazando de libro y aprovechando el ancho de los neumáticos. Llegar, soltar gas para anticiparnos, bajar uno o dos cambios, aunque podríamos hacerlo todo en sexta, de fuera a adentro inclinando todo y al ver la salida acelerar y subir cambios. Y así vamos rodando entre curvas a derechas e izquierdas y alguna recta también. Unas más amplias, otras que se contraen y se cierran. Llegamos a unas eses enlazadas y la desviación que debemos tomar. Algo se mueve allí delante. Sonreímos. No tardaremos en llegar hasta quedarnos cerca. Una sorpresa más para este día. Una figura menuda, de cazadora y casco negros, sobre una moto roja. Aunque al no llevar carenado y viendo sus escapes laterales no me cuesta imaginar cuál es. Mantengo la distancia Pudimos alcanzarla según veníamos, pero prefiero quedarme donde pueda ver su andar completo, ver como traza y eventualmente decidir si seguirla o qué. Lleva un buen ritmo.

Vas cortando el aire. Un rodar ligero, ágil, aplomado, y vibrante. Movimientos suaves, constantes, que mantienen la cadencia rítmica. Ya te identifico. Sonido y línea inconfundibles.

Llegando a las curvas tus movimientos se tornan firmes, determinados, precisos. Oyes tu respiración bajo el casco, tu pulso se agita, te acomodas, e inclinas. Quieres sentirlo más cerca. Más profundo. Más dentro. La trayectoria perfecta. Tu italiana, al galope, escalando en el cuenta-vueltas con rabia. La zona buena. Tus pies flexionados apoyando las puntas en los estribos. Hoy no vamos a rozar nada, verdad?. Un fundido extasiante con el paisaje. La frondosidad de alguna zonas. A la izquierda la verde y poblada ladera se prolonga hasta el mismo borde del la carretera y a la derecha el valle precedido de la arboleda en la cuneta. Yo como espectador privilegiado sigo desde atrás, a tres cuerpos de distancia,  tu trayectoria. Abro la trazada todo lo que puedo para contemplar tu estampa por completo. No quiero perderme ni un detalle. La posición de tus codos, torso, cadera,.... . 

Apenas sueltas levemente el gas para inscribirla a medida que la encaras, sin corregir nada, acostándola contigo; alcanzas el ápice de la curva, mantienes el gas constante, terminas de redondearla, el vértice de salida a la vista, enfilas el frontal hacia él y aceleras a fondo. Sigo detrás ya en el mismo segundo. Entro a contra-manillar puro cuando ya estás terminando. Una ligera diagonal a derecha. Debes siempre salir de la enlazada con la trayectoria adecuada para encarar la entrada de la siguiente. Respiras hondo, desplazas ligeramente tu cuerpo  hacia delante y exterior. La dejas caer, a izquierdas, hacia el centro. Tu mente ha dibujado ya la siguiente. Exhalas el aire comprimido. Contraes el diafragma mientras sacas tu rodilla a modo de compás para dibujarla perfecta. Sientes la pulsión de tu corazón en las sienes. Vas cerca y abajo, muy cerca, apenas contraes tu rodilla pegándola al depósito, se levanta firme de nuevo ... aceleras. Respiro contigo, siento tu pulso,al mismo ritmo, se han levantado a un tiempo. Roja y negra, negra y roja como un suspiro se enderezan los cuerpos, la mirada fija al frente. Una recta ante ti. El horizonte infinito. Escalas en el cuenta-vueltas hasta la zona roja. Rabiosa responde. Subes cambios al toque, una, dos, tres. Vas en sexta a fondo.... el alma italiana de tu corcel se emociona, vibra. Decido quedarme a observarte. Qué envidia, no habría podido seguirte, la has dibujado perfecta. Esa que sale una entre mil.  Tu figura integrada como un todo. Llevas el ritmo perfecto. Éstas son solo tuyas.

Desde una cierta distancia ahora, tras el frenetismo de los últimos giros, ruedo dejándola ir. Ella ha bajado el ritmo también. Imagino que rueda en la zona buena de torque. Creo saber su trayectoria antes de que la trace. Son cacharros tan distintos sin embargo. Al fondo ya vemos el pueblo que imagino como su destino. Allí copando la falda de la montaña. Quedan como dos kms, más o menos, por lo que aprecio en el gps.  Habrás bajado un cambio para llevarla sujeta en la bajada. Tiene bastante pendiente. Es amplia de dos carriles ya para cada sentido. Arcén ancho. 

Pongo el intermitente derecho y me orillo hasta detenerme por completo en el arcén. Veo como te alejas delante de mí. Has puesto el warning y tus intermitentes lucen los cuatro a un tiempo, parece que te orillas también. Quizá por la obras y la reducción de carriles, que a 500 metros, habrá según dice el cartel. No hay tráfico. Hago un cambio de sentido aprovechando la visibilidad y veo tu faro trasero, tu stop rojo, en mi retrovisor. Me traslada a una escena de otro tiempo, otra carretera. Motos y personas distintas también. Acelero, subo cambios y retomo el camino de vuelta hasta la desviación que había previsto tomar, que obvié al verte y desde la que te seguí.



MEX 40 . ESPINAZO DEL DIABLO


…Vamos recorriendo kilómetros por algunos caminos conocidos. Lo más por conocer y descubrir el mundo de sensaciones que nos producirán.

-¡Qué emoción!. Estamos viendo aún si nos unimos…
-¡Qué bueno!. Es un super recorrido según dicen los que lo han hecho. Y pinta bien. Me daría mucho gusto que se unieran.

He tenido que cargar gasolina porque desconozco en el siguiente tramo qué tantas estaciones de servicio habrá. Presumo que pocas y además con color que va tomando el cielo, mejor ir lleno de combustible para rodar constante. Atravesar la tormenta de un tirón.  Miro a Deva según me aproximo  y :

Exploraremos sin límites los viajes juntos. Largos recorridos en espacios cortos de tiempo. Hubo otro propósito del que sólo queda el silencio. Uno más. Pero no nos importa, verdad Deva?. Tú y yo tenemos un trato. ¡Eso es!.

Razón, ilusión y sueños de viajes forman parte de la Idea De Ti. Plazo y fechas tentativas a cumplir en los meses que estaremos juntos. Después tocará partir.

Las tormentas que atravesemos y de las que saldremos airosos. Las que nos tumben también conformarán parte de la Idea De Ti.

Atardeceres, noches, amaneres y días. Esa paz que sólo la carretera brinda y que tú, que nos lees, conoces bien. ¿Verdad?

Tuviste nombre antes de existir. Un propósito también. Pudiste haber pertenecido a la  Idea De Ti y sin embargo escribirás la tuya propia. Llevas poco en el garaje; apenas tres semanas y ya has recorrido tres mil kilómetros de viajes. Apenas en éste que termina tus últimos dos mil y algo. Un viaje único en el que empiezas a escribir tu historia.

Una carretera, la 40, entre Mazatlán y Durango y viceversa. El Espinazo del Diablo está ahí. Un recorrido que recomiendo hacer pausado, parando a ver y mirar. A sentir. A embriagarse del entorno. Se me antoja armar un encuentro de grandes viajeros a mitad del recorrido. Pudiera ser aunque ya encontré otro sitio previo donde hacerlo. Deva. Te llevaré allí.

Y a la naturaleza una disculpa por invadirla pisando el pasto, entrando a alguna vereda y transitando por allí. Y a ti, …, te devuelvo el silencio que me brindas y que interpretar no sé. Que me ocupa un espacio que me pesa y necesito liberar.
Deva, el espacio y el tiempo como compañeros de viaje. ¡Qué más puedo pedir!
Anónimo
Viajar es lo más parecido que hacemos a soñar con los ojos abiertos y cuando viajamos nos hacemos vulnerables ante la extrañeza y belleza que tiene el mundo.

CONOCIENDO A DEVA.¿RODAMOS?

Tomas tu nombre de la diosa celta de agua, de las emociones y los sentimientos. La Diosa suprema.

Traes la frescura del presente. La cercanía del ahora. Y la confianza de antes. Toda una GS. Pero no nos conocemos.

Me ha bastado un rato contigo y reencuentro sensaciones pasadas. Olvidadas de otro tiempo que hoy vuelven a estar plenamente vigentes. No en vano tuve una Adventure.

Hemos encontrado, como por azar, esta carretera. Un corte por obras nos impide acceder al pueblo. Una desviación sin señalizar fuerza que cambiemos de camino. No importa. Tenemos todo el día por delante para rodar por donde nos apetezca. No hay nada concreto. ¿Fue eso lo que hablamos? Al menos esa era la idea en el último tiempo.

-Encontrarse sin buscarse convinimos.
-Claro que tenemos que decirnos dónde andamos, si no ¿cómo? Afirmaste



Seguimos rodando. Descubriendo rincones y trazados diversos. Cambiantes. Se trataba de eso ¿no? 

Al final del día iremos al encuentro de Chamula. Una GS que nos es conocida. Y a su piloto, una viajera: Oddeth. Y alrededor del café charlamos de nuestros cacharros, de los viajes en puertas, de los hicieron, de los que están por venir.

Deva y Chamula, sonrientes, observan la escena divertidas. Chamula habla de sus viajes, Deva le comparte sus planes inmediatos. ¿Rodarán juntas? ¿Quién sabe?. Comparten la pasión aventurera.

Tres horas de luz por delante y avanzamos por el parking de superficie del café donde hemos parado.

-Es el más feo que he visto en mi vida, jajaja, pero era el más fácil de localizar según la ruta que traías.

-Cierto. Y te agradezco porque es facil acceder desde la carretera, aunque esté escondido. Tener un dealer de motos al lado ayuda a ubicarlo. Es una buena referencia.

Me incorporo al carril e inicio la marcha. Mantengo sin embargo un ojo en el retrovisor permanentemente. Hoy es distinto. Veo tu luz en él. Ruedo con cautela. Desconozco tus ritmos.

Curva amplia derecha, le sigue una corta recta. Un cambio de carril para rebasar y de nuevo plegando, esta vez a izquierda. Otra a derechas y saliendo, la rampa leve que coronaremos pasando del carril izquierdo, en abanico, al de la derecha del todo.

Una ráfaga de faro en el retrovisor me indica que te despides. Pongo mi direccional también. Tomo el desvío delante de ti y te sorprende.

Una carretera corta. Es una pena. Buen firme y muy bien trazada. Diez series he contado de enlazadas y sus suaves rectas. Un breve ensayo para Chamula y Deva. Rodar acompasadas. Trazar juntas.

Paramos. Nos quitamos los cascos.

-Te Lancé una ráfaga, y luego me pregunté ¿qué hace? al verte girar en el desvío.
-Ya, pensé que la lanzaste para despedirte.. Y luego pensé, no hemos llegado hasta aquí para decirnos adiós con un par de curvas de autopista, por eso tomé el desvío.

Al menos unos kilómetros en buen estado.Supo a poco por el corto recorrido que abarca. Supo a poco el tiempo. Pero será todo. Si te abstraes de la distancia da la sensación de ir viajando. La luz del atardecer tardío, la escasez de tráfico a esta hora. El sitio por el que transcurre. Procuran esa sensación.

Tomas la cabina de la caseta. Yo el sentido opuesto para deshacer camino, ahora sólo, hacia la autopista que habíamos dejado. Acierto a ver tu piloto rojo en el retrovisor, se abre la barrera y desapareces.

Subo a ritmo ligero apenas hay coches.  Voy muy atento a mi rueda trasera como todo el día. Llevamos casi 500 y algo. Se habrá consumido lo poco que le quedaba. No tenía que haber salido con ella hasta cambiar la ruedas. Total esperar cinco días… . Encaro la autopista desde el lado derecho acelerando como Deva sabe. En pocos metros he rebasado dos filas de coches y circulo por el carril de alta. A mi cabeza llegan esas dos canciones que desde hace semanas me acompañan día y noche. Una imagen fija de ti en mis retinas. Tu piloto rojo desapareciendo en el retrovisor. 

El ritmo es constante. Ligero. Llevo un buen avance en esta zona de autopista. La que más me gusta. El último tramo antes del peaje.  ¿Qué tendrán esas curvas? Mi cabeza vuela y como un proyector de diapositivas lanzando una tras otra me va presentado todas las imágenes del día y de la tarde sucesivamente. Un trayecto y otro. rincones y paisajes.

Es pronto todavía para aventurar los rumbos que deparará el futuro. Pero tu llegada, Deva, obedece a propósitos claros. Rodar muchos kilómetros durante el tiempo que sigamos aquí. Y una forma clara de hacerlo: Kilómetros de viaje en cortos espacios de tiempo. Rodadas intensas. Ya tienes nombre pero aún no sé qué piensas.

Bajamos las motos del central y me desplazo hacia atrás con los piés. Quedo casi frente a tí. Te miro.

-Tú primero me dices con una sonrisa pícara.
-Vamos entonces, te digo y también sonrío.


Presiento que será la última imagen que tenga de tí!.

MI RAZÓN


A tu pregunta acerca de ¿cuál es el mejor viaje?, Contestas que es el que estás haciendo en ese momento. Al concluirlo, a la misma pregunta, ¡¡¡¡la respuesta es que el que está por venir!!!!

Y es que, en realidad, el viaje, nace con una idea, una ilusión y nunca concluye. Siempre quedan imágenes, olores, sabores, sonidos y una colección de instantes; como en las novelas o relatos cuya lectura concluyes, pero se quedan contigo los personajes, sus vidas, sus historias. En cualquier momento aflora el recuerdo y con él un mar de emociones y sensaciones...
Y a la de ¿cuándo concluye el viaje?, te diré que, en realidad, nunca. Pero desaparece del consciente cuando empiezas a planear el siguiente. No antes.

¡¡¡ Vamos a viajar!

Vamos a devorar kilómetros, millas o la unidad de medida que nos pongan.  A llenar las pupilas de imágenes, de paisajes y lugares de todo tipo.  A sentir millones de emociones. A reír, llorar, gritar, cantar, chillar, hablar y escuchar. A mirar hacia fuera y hacia dentro. A hundirse y levantarse.  A alimentar el alma, el espíritu con kilómetros de vida.!!!

IRON HORSE

Un bramido fuerte, ronco y grave se escucha.
Marcas tu territorio
Adviertes de tu llegada y de tu marcha con un estruendo bronco. Insolente.

Tu paso a nadie deja indiferente.
Tu línea y tu estampa imponentes
Tu figura maciza, dura y esbelta.
Esculpida en acero por manos expertas.

Portadora de las mejores esencias de la marca que representas.

Única en tu clase.

Alma de conquistadora. Señorial y Brava.

¡Qué contraste con la fragilidad aparente de tu amazona, su estilo y su clase!

De ella te sabes dueña.
Viajas. Te habla. Te piensa.
Y solo ante ella desnudas el alma que escondes tras ese carácter.



IRRESISTIBLE. SIMPLEMENTE

Alguna tentación con las italianas siempre tuve. No lo voy a negar. No con todas, aclaro. Pero con una en concreto… Sí. Duró varios años. Pero no caí. Sí hubo algún flirteo. No lo voy ocultar. Sin embargo hoy, transcurrido el tiempo, solo de alguna me fijo en su línea y, por otra quizá, sienta simpatía. Nada más.

Con ella ha sido distinto. Desde el primer vistazo me cautivó de tal forma que hice lo posible por alejarme. Ni acercarme, ni mirarla. Ni oírla nombrar quise. Evite a toda costa su presencia, coincidir con ella. Preferí vivir en mi racional. Todo fue en vano. 

¡Tanto esfuerzo y energía en olvidarla!! 

Un día, creyéndome curado, la encontré.. Ahí. De frente . Ni qué decir supe. Caí rendido a sus pies. ¡Había hecho tanto para evitarlo! "Ojos que no ven, corazón que no siente", me repetía como un mantra. “El tiempo es el olvido”, me seguía diciendo.
“Un clavo saca otro clavo”, lo tienes resuelto.

¡Pero nada de nada!

Y es que aún sin verte. Te deseo. 
En tu ausencia. Te pienso. 
Sabiendo de tí. Sonrío. 
Viajando contigo me lleno.

Un giro de llave y me enciendes.

¡¡¡¡Pinche  R9T .Simplemente irresistible!!!!!











OAXACA 2018. TU MARCHA

No es la mejor foto de este viaje, pero sí una de las sensaciones más agradables del mismo. Una parada y cafetito. ¿Charlamos?

           ... La lluvia me despertó esta mañana antes de lo que tenia previsto. Sin embargo,  #damadelagua, estuviste presente toda la noche. A tu manera, como siempre. Me trajiste ratos de mucha cercanía y proximidad de antes. Momentos que sólo se tienen cuando uno siente por debajo de la piel. Otros de ausencia, silencio y distancia tan arraigados en tí.  Tiempo de despedida. La intermitencia de tu presencia al alba y ese andar por sendas separadas en esas primeras horas. Vernos sin mirarnos, ni acercarnos. Vuelves al imaginario de donde saliste. Al rincón de la memoria donde guardamos los sueños no cumplidos. Tiempo para el adiós.           .

                 El hotel ha sido mío por completo durante el fin de semana. Vacío por entero. Me gustan los hoteles. En especial aquellos donde consigo hacerme un hueco y sentir un rincón como mío. Ello me ha permitido ir, venir y estar a mi antojo. con la prudencia del invitado educado. Con la tranquilidad del amigo. Sobre restos de un antiguo convento de monjas lo construyeron manteniendo estructura, la distribución de las celdas y el patio. Solo la fuente que lo adornó estos años ha desaparecido ahora.. Muy apropiado para el momento, me digo en voz baja. Mi opción casi siempre que viajo a Oaxaca.

               La lluvia fina sigue cayendo. He ido a por Stinger que había quedado en un parking a cuatro cuadras. Un tema mal resuelto en el último año que deben de resolver. Ahora espera, paciente y contenta en la puerta, a que cargue el equipaje. Me debato entre arrancar o esperar un rato a que cese. Llueves delicioso. Con esa frescura hasta dulce, que se me antoja rodar contigo, pero te estás yendo... .Debo tener cuidado al circular sobre los adoquines. Brillan contigo como espejo. Resbalan como el jabón en las manos. Finalmente he salido muy temprano.  A seguir viajando. De noche completamente. Una rodada pausada y luego, tras algunas paradas por el mero hecho de posar la vista sobre paisajes estupendos. Detenerme a observar. A mirar.  El amanecer en carretera... .¿Cuántas veces pasamos sin mirar por los sitios?.

                 Llevamos un rato viajando. La niebla agolpada en bancos ocasionales y la lluvia ya ausente. Abordamos la zona a mi juicio más hermosa de la sierra. Un carril para cada sentido. Amplios. Bien balizados.  Invitan al pecado. Una tentación muy fuerte para un humano débil como yo. Me hace sucumbir a veces. Ésta ha sido una de ella. He rodado ligero aprovechando y disfrutando las bondades del chasis, ruedas y suspensiones de Stinger. He subido y bajado el serpentín de curvas hasta cuatro veces en apenas un rato. He dejado reposara Stinger aprovechando un retén de obras. He descansado también yo jajaja.

               Seguimos descendiendo y a medida que avanzamos las curvas se van haciendo más abiertas y escasas. Predomina el tramo recto con algunos badenes e imperfecciones. Atención a las tentaciones que se pagan caras en términos de combustible dada la ausencia de gasolineras. Se me acaba apenas de encender la luz del piloto de reserva del tanque. Apenas he logrado cubrir 200 kms esta vez. Ahora me toca rodar tranquilo y suave los 24 kms que quedan hasta la próxima estación de servicio que tengo identificada. Clavadito a 90. Marchas largas. Stinger sonríe pícaramente. Me mira de reojo. “Ahora si que nos hemos divertido ¿eh?”, afirma. “Ahora toca ser buenos”, ríe de nuevo.

Más tarde se daría esa llamada inesperada. Me contarás que sentiste el impulso de compartirme tus alegrías como antes. De tu imposibilidad de hablar después. Del por qué de ese silencio. No de tantos otros. Volverán imágenes de ayer. De las del hoy que no te pertenecen. No era a ti a quien esperaba sino a quien no existe. Al personaje refugio construido de emociones nuevas, de placeres recuperados, de renovadas ilusiones sacadas del imaginario. Del terreno de los sueños. Del lugar que ocupaste. Coincidimos un tiempo. Dejé fuera tus silencios. Tus ausencias. Tus pensamientos. Todo aquello que me llevó a desconocerte. De los abrazos rotos. De la piel ausente. De ver tu figura menuda adorada como se difumina y desaparece


Entramos en la ciudad y tuerces el gesto. Vamos de brinco en brinco esquivando agujeros. Evitando los coches. Protestas. Tranquila Stinger. Yo ando igual que tú.  Pero pronto nos daremos una buena ducha. Quedarás reluciente y lista para la siguiente aventura. 



¿ VIAJAS?


Apenas nos queda tiempo. Apúrate, dices en tu mente. La ilusión, las ganas, ese  no sé qué que sientes. A ver, repasas mentalmente, de piés a cabeza si lo llevas todo. Las herramientas que no se me olviden. Las rutas… ok cargadas en el gps. Los mapas en la bolsa sobre depósito. Buff, te dices, igual va demasiado llena… . Y el run run en tu cabeza. Recorre todo tu cuerpo. Intentas ponerle gobierno. Los guantes. Que no se me olvide llevar un par de repuesto. Ahora ya sí con el check list en papel. Mejor la lista, piensas. 

Bajas al garaje, vas cargando todo. Un penúltimo vistazo : ruedas, aceite, refrigerante, líquidos diversos. Una arrancada probar embrague y frenos. Todo listo. 

El olor a café inunda toda la estancia y la leche humea salida del microondas. Igual está muy caliente. Una pieza de fruta. No me entra ¡¡nada!!. Un último vistazo al rutómetro.  

Aún es de noche. El silencio es absoluto. Solo lo rompen tus movimientos. El crujir de la madera del suelo a tu paso. El cierre de la puerta. Un sonido seco y el del cierre de la cerradura. El tintineo de las llaves al bolsillo. Llegas al elevador. Casco y guantes en la mano. La chamarra ya puesta. Siempre lo mismo y claro llego al portal muerto de calor, murmuras. Saludas al portero que no te contesta. Está dormido. 

Tu rostro tenso. Te acabas de ver en el espejo de la entrada. Bajas los escalones que dan al estacionamiento solo las luces de emergencia y las balizas de las cámaras encendidas. Otra vez las fotocélulas fallan. Caminas. Si te vieras… vas como a cámara lenta jajaja. Al fondo entre dos coches un destello, una ráfaga, un brillo de faro te da los buenos días. ¿Listo? La funda ya la retiraste anoche. Montas gps. Casco, guantes, revisar cierres de chamarra pantalón y botas. Siempre el mismo ritual. 

Enciendes. Retiras el caballete lateral y avanzas. Sigues tenso. Ella te siente. Doblas una esquina, subes la rampa del garaje mientras las puertas de tu libertad se abren. Llegas a arriba. Un giro a derechas. Acaban de poner las calles. Avanzas… .12 cuadras. Las tienes bien contadas. Los semáforos en ámbar. El gps va indicando el camino aunque no lo necesitas.  Poder rodar por la ciudad en solitario. La humedad en el ambiente y la calles mojadas. Acaban de regar y de limpiarlas.  Vas tomando ritmo.  El último semáforo. Rojo. Esperas. Eterno. Verde. Arrancas. Una rampa con un leve giro a izquierdas te lleva a la lateral de acceso  a la autopista. Algunos coches circulan. Aceleras para situarte tras ellos. Tras unos escasos 500 metros un serpenteo entre filas y ya estás en el carril izquierdo …. ¿Viajas?

Gabriel García Márquez


Poema Viajar es…

Viajar es marcharse de casa,
es dejar los amigos
es intentar volar
volar conociendo otras ramas
recorriendo caminos
es intentar cambiar.

Viajar es vestirse de loco
es decir “no me importa”
es querer regresar.
Regresar valorando lo poco
saboreando una copa,
es desear empezar.

Viajar es sentirse poeta,
es escribir una carta,
es querer abrazar.
Abrazar al llegar a una puerta
añorando la calma
es dejarse besar.

Viajar es volverse mundano
es conocer otra gente
es volver a empezar.
Empezar extendiendo la mano,
aprendiendo del fuerte,
es sentir soledad.

Viajar es marcharse de casa,
es vestirse de loco
diciendo todo y nada con una postal,
Es dormir en otra cama,
sentir que el tiempo es corto,
viajar es regresar.


CUANDO SUPE DE Tí...


Apenas con motivo del último sol a sol, en Chilpancingo echando gasolina hablamos con el que entiendo es tu compañero. Le preguntamos de hecho por ti.
-Está en Austin, nos dijo.

Luego charlamos de mi panzer y del que tiene él. Ya sabes que no sé hablar de otra cosa jejeje

Transcurrido el tiempo vuelvo a saber de tí. Muy malas noticias me dieron. Fue una amiga tuya. Casualidad. No, no es un reproche ni nada, no me malinterpretes. a veces me expreso mal.

Recuerdo el día en que te encontré en las redes. Leí y vi fotos de TU VIAJE. Sí. Déjame que lo ponga en mayúsculas. Aunque ya sabemos que terminado uno, el mejor ¿cuál es?... el que está por venir. Seguí un tiempo tus correrías motociclistas o moteras, como le queramos decir. Me uní, como seguidor, virtualmente a ti.

Tiempo después en un taller de un amigo común en Patriotismo charlaba con él y con otro amigo tuyo también. Llegaste tú.  Llenaste todo el espacio con tu personalidad. Yo, terminado el montaje de faros que había ido a hacer, recogía mis llaves, mi casco, mis guantes. Me ponía la chamarra. Pronunciaste mi nickname en voz alta. “Tú eres amigo mío de Facebook. He seguido tus viajes”, me dijiste. Me sorprendiste con un abrazo. Inesperado de verdad por mi parte. Me puse rojo. Hoy te lo puedo decir. Nuestro amigo común se reía y dijo: ella es así. Y de verdad creo que tenía razón por lo que he podido saber. Amiga de tus amigos, dedicada y comprometida con ellos. Pero no hablemos de mí. Perdona. Ibas a una comida, pero nos enredamos charlando de nuestros cacharros y de viajes y de hierros. ¡Cómo te gusta la moto! ¡Cómo te gusta viajar!

Me pareces admirable. Coraje, fuerza, determinación. Con carácter, imagino. Sabes que somos muchos los que te vemos como ejemplo y que aprendemos de ti. Hoy más que nunca. ¡Que puedo decir!


Reforma una mañana.  Hablando con mi socia de la reunión a la que íbamos. Tú de frente. Cruzamos las miradas. Seguimos y nos paramos en seco. Dije tu nombre, tu mi Nick. Nos abrazamos y charlamos de nuevo. Nos reímos de nuestro outfit de trabajo tan distinto del que tenemos en el mundo en que nos hemos conocido. La Moto. Sin ninguna duda con este último estamos más cómodos.

Estuve un tiempo fuera de Face. Seguramente supiste por nuestro amigo el por qué. Te perdí el rastro.

Hoy te vi conectada según contestaba mensajes y hemos charlado de nuevo. De lo ejemplarizante que es tu modo de vivir la moto con esa pasión. Pasamos de puntillas, como soslayándolo, por el otro viaje. Lo dejo en minúsculas porque no querríamos que lo estuvieras haciendo. ¡Joder! ¿Por qué siempre en la gente que estimamos nos parece más injusto?? Aunque me consta que haces del defecto virtud y de lo malo algo positivo siempre. Éste. Ese que no nos agrada a ninguno, tiene sin embargo una gran diferencia de los que nos gusta hacer. Aquí el camino a recorrer carece de interés, es como el desplazamiento de un lugar a otro sin más. El destino final cobra todo el protagonismo. La meta, el objetivo a alcanzar. Y lo estás haciendo por lo que he sabido. Lo vas a conseguir. Estoy seguro de ello. Dudas cero. Nunca me falla mi bola de cristal salvo conmigo jajajaja. Será una alegría que celebrarás tú primero, luego con los tuyos, luego los demás. Nos dará alegría verte reírte de todo, con todos.
Llenar tu vida de nuevo de curvas, de arboledas, desiertos, llanuras, montañas. De parajes increíbles que están ahí fuera, esperando. Me lo han dicho ellos. De salidas por la tierra.

Te mando un abrazo enorme como los que me diste. Todos los kilómetros de vida posibles. Los que he sido capaz de hacer hasta ahora, más los que me queden por recorrer.

Y como tú dijiste. Nos vamos a reencontrar… Rodando.
 ----

…. Como tantas veces bajaste al garaje. A hacer cualquier tontería. Como si necesitaras un pretexto para ir con tus cacharros.  Que si una funda, una lavada, revisar una llanta… ¡qué sé yo!
Esta vez era distinto, lo acabas de saber. Necesitabas ese espacio. Ese momento íntimo que sólo con los cacharros puedes vivir. Ellos escuchan en silencio. No dicen nada, pero entienden. Las horas que has pasado rodando….

Es difícil de asumir. Pero como en carretera, en viaje, cuando pasa, hay que hacer lo imposible para salir de ahí.

Las miras de nuevo. Necesitas respuestas. ¿Por qué a mí? Sientes esa humedad en los ojos, la rabia que pugna por salir. Desesperación, frustración, enfado. A tus ojos brotan lágrimas incontenibles. Apenas aguantas el llanto. Tu mirada ha quedado fija, perdida posada en un trozo de cristal del que brota un destello primero, una luz más intensa después. Oyes el giro de una llave. Un motor detonar. Un bóxer vibrando. El sonido del escape llenado todo el espacio. Tus ojos se secan y una voz. La de tu corcel te dice:” Saldremos de esta, te sacaré de aquí. Vamos a rodar toda la vida. Estaré junto a ti……”

---J. París,  19 de Julio de 2018-

SI HABITAS EN EL VIENTO

SI HABITAS EN EL VIENTO
En memoria de un ideal de mujer. Una Amiga.

Placeres Recuperados

Yago Hernández Escribió: Es simplemente una delicia. Podría recomendarlo por muchas razones: por cómo está escrito, por la historias que cuenta, por sus recetas y los exquisitos platos para aquellos a los que nos gusta la buena mesa. Pero, por encima de eso, si hay algo que destaca y le hace diferente, es el tratamiento de la amistad. Jamás nadie hizo un regalo tan bonito a sus amigos ni un homenaje más sincero y profundo a la amistad como valor que se eleva por encima de todo.Para todo aquel que aprecie la importancia de tener a un buen amigo o a una buena amiga al lado, este es su libro. Y todo por el mísero precio de 14€.Si alguien quiere escuchar una lectura dramatizada del mismo, en este link lo podrá encontrar, además de una entrevista con la autora:http://rinconliterario3denit.blogspot.com/2007/02/mara-jess-gonzlez-vzquez-entrevistada.htmlPara su compra, entrad en la web de la Casa del Libro o pinchad en este otro link:http://www.casadellibro.com/fichas/fichabiblio/0,,2900001163689,00.html?codigo=2900001163689&nombre=PLACERES%20RECUPERADOSTambién se encuentra en algunas librerías gallegas (contactad conmigo para pedir más información).Y, por supuesto, tampoco puedo dejar de recomendar su primera obra, la colección de cuentos “Coincidimos un tiempo”.http://www.unilibro.es/find_buy_es/libro/editorial_jamais/coincidimos_un_tiempo.asp?sku=397219&idaff=0

EL Límite de la Vida

...Y hoy hace un año que se fue, pero los dos nos envían amor . Y aunque hay tristeza también hay paz y sensación de que siguen cerca..Y nos unimos en su recuerdo , en el de todos los que nos quieren desde otro sitio en el que sin duda no sufren y no desean que estemos tristes.

Os queremos. M.J.G.V.