A LA DE UNA, A LA DE DOS, A LA DE TRES

Probar motos es algo a lo que nadie, al que le gusten las dos ruedas, se opondría jamás. O me quivoco. Desde darse un garbeo, rutear o simplemente tener ocasión de ver como va este o el otro modelo, es una sugerente oportunidad.

Un circuito seguro conformado por balas de paja conformaban un curioso recorrido en el que la habilidad lo era todo para completarlo, sin poner un pié en el suelo, con éxito.
La idea estupenda. Un batería de modelos diversos de 125cc que pueden ser conducidos con carnet de coche. Un recinto preparado para las pruebas y unos monitores que con saber, paciencia y ganas instruían a los que se aproximaban a las dos ruedas por primera vez. Les acompañaban a lo largo y ancho del recorrido para asistirles en todo lo necesario.

Para los demás, a la breve y necesaria explicación de las carácterísticas del modelo en cuestión, cuatro indicaciones sobre como circular y… a rodar.

Un scooter de rueda pequeña, de apariencia similar a las simpáticas avispas de Piaggio, fabricado por el coreano Kymco. De motor resuelto y frenada tradicional (freno delantero y trasero separados), de tamaño contenido pero amplio (mido un metro noventa). Facilón y entretenido. Ahí mi primera prueba. Tras unas vueltas sin tocar los frenos y a base de cadera lo fuimos metiendo por todas partes.

La siguiente un Suzuki de rueda alta. De motor más vivaz y de frenada combinada en la maneta izquierda(inútil para mí acostumbrado al embrague en esa mano y nada más) y freno delantero, como es tradición, en la maneta derecha. Acelera fuera de las balas a tope y frena después- me dice el monitor. Dicho y hecho. Tras el lapso que tarda en coger el variador y ponerse a andar, puedo asegurar que se mueve con solvencia y tacto propios de cilindradas mayores. Yo, que me muevo en Vespa (la de siempre) a diario, la rueda alta la dejo para mi Trail. Un scooter de rueda alta ni me lo plantee y, sin embargo, habiendo probado en su día el Beverly 500 y sorprenderme, hoy, este de 125 lo encontré más estable, firme, con buena patada y mejor freno de lo esperado. No está nada mal. Si, ya sé lo que alguno dirá, no tiene la personalidad de otros modelos como la Soopy originales o las vespas. Pero es más un producto, a mi entender, a comprar con la razón que con el corazón.

Me divirtieron los dos. Anduve hasta cansarme por el circuito y departí sobre cacharros con muchos de los asistentes (tampoco fuimos tantos). Intercambiamos pareceres y echamos risas, tras la prueba, con quienes era su primera vez.¿Como haces para vencer el peso?-nos decía una joven. Y para frenar sin poner los pies?-decía otro. Reíamos todos divertidos. Nos hemos olvidado de cuando empezamos en esto. Nos acordamos cuando cambiamos de moto o probamos otras y hay que hacerse con el nuevo volumen/peso.
En fin. Una interesante forma de acercar la moto a sus potenciales usuarios. Para que descubran sus virtudes en un entorno seguro. Otras bondades, de las muchas que tienen, las irán descubriendo poco a poco con el uso diario.

1 comentario:

Maria Jesus dijo...

Muy bien explicado aunque como profana solo capto lo importante:que te lo pasaste muy bien.Me alegro mucho.Un bico.

BIENVENIDO

Nunca me había planteado escribir en un blog. Cosa curiosa pues lo llevo haciendo desde hace años en los foros de internet. Incluso me he atrevido con alguna incursión en revistas del motor.

Nada. ¡Hay que tener un blog!.¿Para qué?-dije yo. Pues porque es como mantener un diario de aquello que te interese y que de paso pueda ser de interés a otros.

Y así es como la idea de encuentro físico que mantuvimos en un foro, para que aquellos que lo desearan participaran, cada miércoles, y nos juntáramos para cenar y departir sobre nuestros cacharros, lo he trasladado aquí.

Un lugar abierto, donde todo el mundo pueda participar de lo que más nos gusta aparte de viajar en moto, charlar sobre nuestras experiencias con ellas


Nuestros queridos cacharros que apasionadamente disfrutamos, cuidamos y sobre los que somos capaces de hablar y hablar. Compartir ese viaje que hiciste, como lo viviste. Comentar ese otro que está siempre ahí, pendiente, como lo harás. Vivir incluso la experiencia de viajar leyendo las de otros e imaginando como será el tuyo cuando lo hagas. Porque lo harás. No te quepa la menor duda. Y así, al tran tran, ir describiendo aventuras solo o acompañado, con tu "cacharro". Ese que limpias, al que pones maletas un topcase, que si un escape o un navegador, una parrilla o un xenon, un asiento así o asá. Un manillar alzado o un gran carenado. Con el que te mueves al trabajo o en salidas de día/fin de semana. EL que te lleva de vacaciones. El que disfrutas en cada curva.

En fin inicio aquí un espacio para todos los amantes del turismo, en moto.
Aficionados a la BMW,a la Vespa Y M@S. Las posean o no pero sobre todo. Con afición a charlar de ello.

Un saludo a todos

Dedicado a todos y cada uno de los que han sudado la camiseta para poseer uno de nuestros deliciosos cacharros.En especial a Jimena, fiel compañera durante muchísimos años y que sin ella nunca hubiera pasado de soñar, a tener Nuestros Cacharros

MADRID 23MAY...SALIMOS

MADRID 23MAY...SALIMOS
Ruta a Tragacete

III K-TREFFEN 2009

IIª K100Treffen

Ruta Maragata 2008

Ruta Maragata 2008

En Madrid nos Vimos

En Madrid nos Vimos