BIENVENIDO

Nunca me había planteado escribir en un blog. Cosa curiosa pues lo llevo haciendo desde hace años en los foros de internet. Incluso me he atrevido con alguna incursión en revistas del motor.

Nada. ¡Hay que tener un blog!.¿Para qué?-dije yo. Pues porque es como mantener un diario de aquello que te interese y que de paso pueda ser de interés a otros.

Y así es como la idea de encuentro físico que mantuvimos en un foro, para que aquellos que lo desearan participaran, cada miércoles, y nos juntáramos para cenar y departir sobre nuestros cacharros, lo he trasladado aquí.

Un lugar abierto, donde todo el mundo pueda participar de lo que más nos gusta aparte de viajar en moto, charlar sobre nuestras experiencias con ellas


Nuestros queridos cacharros que apasionadamente disfrutamos, cuidamos y sobre los que somos capaces de hablar y hablar. Compartir ese viaje que hiciste, como lo viviste. Comentar ese otro que está siempre ahí, pendiente, como lo harás. Vivir incluso la experiencia de viajar leyendo las de otros e imaginando como será el tuyo cuando lo hagas. Porque lo harás. No te quepa la menor duda. Y así, al tran tran, ir describiendo aventuras solo o acompañado, con tu "cacharro". Ese que limpias, al que pones maletas un topcase, que si un escape o un navegador, una parrilla o un xenon, un asiento así o asá. Un manillar alzado o un gran carenado. Con el que te mueves al trabajo o en salidas de día/fin de semana. EL que te lleva de vacaciones. El que disfrutas en cada curva.

En fin inicio aquí un espacio para todos los amantes del turismo, en moto.
Aficionados a la BMW,a la Vespa Y M@S. Las posean o no pero sobre todo. Con afición a charlar de ello.

Un saludo a todos

Dedicado a todos y cada uno de los que han sudado la camiseta para poseer uno de nuestros deliciosos cacharros.En especial a Jimena, fiel compañera durante muchísimos años y que sin ella nunca hubiera pasado de soñar, a tener Nuestros Cacharros

IRRESISTIBLE. SIMPLEMENTE

Alguna tentación con las italianas siempre tuve. No lo voy a negar. No con todas, aclaro. Pero con una en concreto… Sí. Duró varios años. Pero no caí. Sí hubo algún flirteo. No lo voy ocultar. Sin embargo hoy, transcurrido el tiempo, solo de alguna me fijo en su línea y, por otra quizá, sienta simpatía. Nada más.

Con ella ha sido distinto. Desde el primer vistazo me cautivó de tal forma que hice lo posible por alejarme. Ni acercarme, ni mirarla. Ni oírla nombrar quise. Evite a toda costa su presencia, coincidir con ella. Preferí vivir en mi racional. Todo fue en vano. 

¡Tanto esfuerzo y energía en olvidarla!! 

Un día, creyéndome curado, la encontré.. Ahí. De frente . Ni qué decir supe. Caí rendido a sus pies. ¡Había hecho tanto para evitarlo! "Ojos que no ven, corazón que no siente", me repetía como un mantra. “El tiempo es el olvido”, me seguía diciendo.
“Un clavo saca otro clavo”, lo tienes resuelto.

¡Pero nada de nada!

Y es que aún sin verte. Te deseo. 
En tu ausencia. Te pienso. 
Sabiendo de tí. Sonrío. 
Viajando contigo me lleno.

Un giro de llave y me enciendes.

¡¡¡¡Pinche  R9T .Simplemente irresistible!!!!!











OAXACA 2018. TU MARCHA

No es la mejor foto de este viaje, pero sí una de las sensaciones más agradables del mismo. Una parada y cafetito. ¿Charlamos?

           ... La lluvia me despertó esta mañana antes de lo que tenia previsto. Sin embargo,  #damadelagua, estuviste presente toda la noche. A tu manera, como siempre. Me trajiste ratos de mucha cercanía y proximidad de antes. Momentos que sólo se tienen cuando uno siente por debajo de la piel. Otros de ausencia, silencio y distancia tan arraigados en tí.  Tiempo de despedida. La intermitencia de tu presencia al alba y ese andar por sendas separadas en esas primeras horas. Vernos sin mirarnos, ni acercarnos. Vuelves al imaginario de donde saliste. Al rincón de la memoria donde guardamos los sueños no cumplidos. Tiempo para el adiós.           .

                 El hotel ha sido mío por completo durante el fin de semana. Vacío por entero. Me gustan los hoteles. En especial aquellos donde consigo hacerme un hueco y sentir un rincón como mío. Ello me ha permitido ir, venir y estar a mi antojo. con la prudencia del invitado educado. Con la tranquilidad del amigo. Sobre restos de un antiguo convento de monjas lo construyeron manteniendo estructura, la distribución de las celdas y el patio. Solo la fuente que lo adornó estos años ha desaparecido ahora.. Muy apropiado para el momento, me digo en voz baja. Mi opción casi siempre que viajo a Oaxaca.

               La lluvia fina sigue cayendo. He ido a por Stinger que había quedado en un parking a cuatro cuadras. Un tema mal resuelto en el último año que deben de resolver. Ahora espera, paciente y contenta en la puerta, a que cargue el equipaje. Me debato entre arrancar o esperar un rato a que cese. Llueves delicioso. Con esa frescura hasta dulce, que se me antoja rodar contigo, pero te estás yendo... .Debo tener cuidado al circular sobre los adoquines. Brillan contigo como espejo. Resbalan como el jabón en las manos. Finalmente he salido muy temprano.  A seguir viajando. De noche completamente. Una rodada pausada y luego, tras algunas paradas por el mero hecho de posar la vista sobre paisajes estupendos. Detenerme a observar. A mirar.  El amanecer en carretera... .¿Cuántas veces pasamos sin mirar por los sitios?.

                 Llevamos un rato viajando. La niebla agolpada en bancos ocasionales y la lluvia ya ausente. Abordamos la zona a mi juicio más hermosa de la sierra. Un carril para cada sentido. Amplios. Bien balizados.  Invitan al pecado. Una tentación muy fuerte para un humano débil como yo. Me hace sucumbir a veces. Ésta ha sido una de ella. He rodado ligero aprovechando y disfrutando las bondades del chasis, ruedas y suspensiones de Stinger. He subido y bajado el serpentín de curvas hasta cuatro veces en apenas un rato. He dejado reposara Stinger aprovechando un retén de obras. He descansado también yo jajaja.

               Seguimos descendiendo y a medida que avanzamos las curvas se van haciendo más abiertas y escasas. Predomina el tramo recto con algunos badenes e imperfecciones. Atención a las tentaciones que se pagan caras en términos de combustible dada la ausencia de gasolineras. Se me acaba apenas de encender la luz del piloto de reserva del tanque. Apenas he logrado cubrir 200 kms esta vez. Ahora me toca rodar tranquilo y suave los 24 kms que quedan hasta la próxima estación de servicio que tengo identificada. Clavadito a 90. Marchas largas. Stinger sonríe pícaramente. Me mira de reojo. “Ahora si que nos hemos divertido ¿eh?”, afirma. “Ahora toca ser buenos”, ríe de nuevo.

Más tarde se daría esa llamada inesperada. Me contarás que sentiste el impulso de compartirme tus alegrías como antes. De tu imposibilidad de hablar después. Del por qué de ese silencio. No de tantos otros. Volverán imágenes de ayer. De las del hoy que no te pertenecen. No era a ti a quien esperaba sino a quien no existe. Al personaje refugio construido de emociones nuevas, de placeres recuperados, de renovadas ilusiones sacadas del imaginario. Del terreno de los sueños. Del lugar que ocupaste. Coincidimos un tiempo. Dejé fuera tus silencios. Tus ausencias. Tus pensamientos. Todo aquello que me llevó a desconocerte. De los abrazos rotos. De la piel ausente. De ver tu figura menuda adorada como se difumina y desaparece


Entramos en la ciudad y tuerces el gesto. Vamos de brinco en brinco esquivando agujeros. Evitando los coches. Protestas. Tranquila Stinger. Yo ando igual que tú.  Pero pronto nos daremos una buena ducha. Quedarás reluciente y lista para la siguiente aventura. 



¿ VIAJAS?


Apenas nos queda tiempo. Apúrate, dices en tu mente. La ilusión, las ganas, ese  no sé qué que sientes. A ver, repasas mentalmente, de piés a cabeza si lo llevas todo. Las herramientas que no se me olviden. Las rutas… ok cargadas en el gps. Los mapas en la bolsa sobre depósito. Buff, te dices, igual va demasiado llena… . Y el run run en tu cabeza. Recorre todo tu cuerpo. Intentas ponerle gobierno. Los guantes. Que no se me olvide llevar un par de repuesto. Ahora ya sí con el check list en papel. Mejor la lista, piensas. 

Bajas al garaje, vas cargando todo. Un penúltimo vistazo : ruedas, aceite, refrigerante, líquidos diversos. Una arrancada probar embrague y frenos. Todo listo. 

El olor a café inunda toda la estancia y la leche humea salida del microondas. Igual está muy caliente. Una pieza de fruta. No me entra ¡¡nada!!. Un último vistazo al rutómetro.  

Aún es de noche. El silencio es absoluto. Solo lo rompen tus movimientos. El crujir de la madera del suelo a tu paso. El cierre de la puerta. Un sonido seco y el del cierre de la cerradura. El tintineo de las llaves al bolsillo. Llegas al elevador. Casco y guantes en la mano. La chamarra ya puesta. Siempre lo mismo y claro llego al portal muerto de calor, murmuras. Saludas al portero que no te contesta. Está dormido. 

Tu rostro tenso. Te acabas de ver en el espejo de la entrada. Bajas los escalones que dan al estacionamiento solo las luces de emergencia y las balizas de las cámaras encendidas. Otra vez las fotocélulas fallan. Caminas. Si te vieras… vas como a cámara lenta jajaja. Al fondo entre dos coches un destello, una ráfaga, un brillo de faro te da los buenos días. ¿Listo? La funda ya la retiraste anoche. Montas gps. Casco, guantes, revisar cierres de chamarra pantalón y botas. Siempre el mismo ritual. 

Enciendes. Retiras el caballete lateral y avanzas. Sigues tenso. Ella te siente. Doblas una esquina, subes la rampa del garaje mientras las puertas de tu libertad se abren. Llegas a arriba. Un giro a derechas. Acaban de poner las calles. Avanzas… .12 cuadras. Las tienes bien contadas. Los semáforos en ámbar. El gps va indicando el camino aunque no lo necesitas.  Poder rodar por la ciudad en solitario. La humedad en el ambiente y la calles mojadas. Acaban de regar y de limpiarlas.  Vas tomando ritmo.  El último semáforo. Rojo. Esperas. Eterno. Verde. Arrancas. Una rampa con un leve giro a izquierdas te lleva a la lateral de acceso  a la autopista. Algunos coches circulan. Aceleras para situarte tras ellos. Tras unos escasos 500 metros un serpenteo entre filas y ya estás en el carril izquierdo …. ¿Viajas?

Gabriel García Márquez


Poema Viajar es…

Viajar es marcharse de casa,
es dejar los amigos
es intentar volar
volar conociendo otras ramas
recorriendo caminos
es intentar cambiar.

Viajar es vestirse de loco
es decir “no me importa”
es querer regresar.
Regresar valorando lo poco
saboreando una copa,
es desear empezar.

Viajar es sentirse poeta,
es escribir una carta,
es querer abrazar.
Abrazar al llegar a una puerta
añorando la calma
es dejarse besar.

Viajar es volverse mundano
es conocer otra gente
es volver a empezar.
Empezar extendiendo la mano,
aprendiendo del fuerte,
es sentir soledad.

Viajar es marcharse de casa,
es vestirse de loco
diciendo todo y nada con una postal,
Es dormir en otra cama,
sentir que el tiempo es corto,
viajar es regresar.


SI HABITAS EN EL VIENTO

SI HABITAS EN EL VIENTO
En memoria de un ideal de mujer. Una Amiga.

Placeres Recuperados

Yago Hernández Escribió: Es simplemente una delicia. Podría recomendarlo por muchas razones: por cómo está escrito, por la historias que cuenta, por sus recetas y los exquisitos platos para aquellos a los que nos gusta la buena mesa. Pero, por encima de eso, si hay algo que destaca y le hace diferente, es el tratamiento de la amistad. Jamás nadie hizo un regalo tan bonito a sus amigos ni un homenaje más sincero y profundo a la amistad como valor que se eleva por encima de todo.Para todo aquel que aprecie la importancia de tener a un buen amigo o a una buena amiga al lado, este es su libro. Y todo por el mísero precio de 14€.Si alguien quiere escuchar una lectura dramatizada del mismo, en este link lo podrá encontrar, además de una entrevista con la autora:http://rinconliterario3denit.blogspot.com/2007/02/mara-jess-gonzlez-vzquez-entrevistada.htmlPara su compra, entrad en la web de la Casa del Libro o pinchad en este otro link:http://www.casadellibro.com/fichas/fichabiblio/0,,2900001163689,00.html?codigo=2900001163689&nombre=PLACERES%20RECUPERADOSTambién se encuentra en algunas librerías gallegas (contactad conmigo para pedir más información).Y, por supuesto, tampoco puedo dejar de recomendar su primera obra, la colección de cuentos “Coincidimos un tiempo”.http://www.unilibro.es/find_buy_es/libro/editorial_jamais/coincidimos_un_tiempo.asp?sku=397219&idaff=0

EL Límite de la Vida

...Y hoy hace un año que se fue, pero los dos nos envían amor . Y aunque hay tristeza también hay paz y sensación de que siguen cerca..Y nos unimos en su recuerdo , en el de todos los que nos quieren desde otro sitio en el que sin duda no sufren y no desean que estemos tristes.

Os queremos. M.J.G.V.