CONOCIENDO A DEVA.¿RODAMOS?

Tomas tu nombre de la diosa celta de agua, de las emociones y los sentimientos. La Diosa suprema.

Traes la frescura del presente. La cercanía del ahora. Y la confianza de antes. Toda una GS. Pero no nos conocemos.

Me ha bastado un rato contigo y reencuentro sensaciones pasadas. Olvidadas de otro tiempo que hoy vuelven a estar plenamente vigentes. No en vano tuve una Adventure.

Hemos encontrado, como por azar, esta carretera. Un corte por obras nos impide acceder al pueblo. Una desviación sin señalizar fuerza que cambiemos de camino. No importa. Tenemos todo el día por delante para rodar por donde nos apetezca. No hay nada concreto. ¿Fue eso lo que hablamos? Al menos esa era la idea en el último tiempo.

-Encontrarse sin buscarse convinimos.
-Claro que tenemos que decirnos dónde andamos, si no ¿cómo? Afirmaste



Seguimos rodando. Descubriendo rincones y trazados diversos. Cambiantes. Se trataba de eso ¿no? 

Al final del día iremos al encuentro de Chamula. Una GS que nos es conocida. Y a su piloto, una viajera: Oddeth. Y alrededor del café charlamos de nuestros cacharros, de los viajes en puertas, de los hicieron, de los que están por venir.

Deva y Chamula, sonrientes, observan la escena divertidas. Chamula habla de sus viajes, Deva le comparte sus planes inmediatos. ¿Rodarán juntas? ¿Quién sabe?. Comparten la pasión aventurera.

Tres horas de luz por delante y avanzamos por el parking de superficie del café donde hemos parado.

-Es el más feo que he visto en mi vida, jajaja, pero era el más fácil de localizar según la ruta que traías.

-Cierto. Y te agradezco porque es facil acceder desde la carretera, aunque esté escondido. Tener un dealer de motos al lado ayuda a ubicarlo. Es una buena referencia.

Me incorporo al carril e inicio la marcha. Mantengo sin embargo un ojo en el retrovisor permanentemente. Hoy es distinto. Veo tu luz en él. Ruedo con cautela. Desconozco tus ritmos.

Curva amplia derecha, le sigue una corta recta. Un cambio de carril para rebasar y de nuevo plegando, esta vez a izquierda. Otra a derechas y saliendo, la rampa leve que coronaremos pasando del carril izquierdo, en abanico, al de la derecha del todo.

Una ráfaga de faro en el retrovisor me indica que te despides. Pongo mi direccional también. Tomo el desvío delante de ti y te sorprende.

Una carretera corta. Es una pena. Buen firme y muy bien trazada. Diez series he contado de enlazadas y sus suaves rectas. Un breve ensayo para Chamula y Deva. Rodar acompasadas. Trazar juntas.

Paramos. Nos quitamos los cascos.

 - ¿Qué hace? Lancé una ráfaga, me dijiste que habías pensado
-Ya sé. Despedirte. , conteste yo. Pero no hemos llegado hasta aquí para decirnos adiós con un par de curvas de autopista, pensé en voz alta.

Al menos unos kilómetros en buen estado.Supo a poco por el corto recorrido que abarca. Supo a poco el tiempo. Pero será todo. Si te abstraes de la distancia da la sensación de ir viajando. La luz del atardecer tardío, la escasez de tráfico a esta hora. El sitio por el que transcurre. Procuran esa sensación.

Tomas la cabina de la caseta. Yo el sentido opuesto para deshacer camino, ahora sólo, hacia la autopista que habíamos dejado. Acierto a ver tu piloto rojo en el retrovisor, se abre la barrera y desapareces.

Subo a ritmo ligero apenas hay coches.  Voy muy atento a mi rueda trasera como todo el día. Llevamos casi 500 y algo. Se habrá consumido lo poco que le quedaba. No tenía que haber salido con ella hasta cambiar la ruedas. Total esperar cinco días… . Encaro la autopista desde el lado derecho acelerando como Deva sabe. En pocos metros he rebasado dos filas de coches y circulo por el carril de alta. A mi cabeza llegan esas dos canciones que desde hace semanas me acompañan día y noche. Una imagen fija de ti en mis retinas. Tu piloto rojo desapareciendo en el retrovisor. 

El ritmo es constante. Ligero. Llevo un buen avance en esta zona de autopista. La que más me gusta. El último tramo antes del peaje.  ¿Qué tendrán esas curvas? Mi cabeza vuela y como un proyector de diapositivas lanzando una tras otra me va presentado todas las imágenes del día y de la tarde sucesivamente. Un trayecto y otro. rincones y paisajes.

Es pronto todavía para aventurar los rumbos que deparará el futuro. Pero tu llegada, Deva, obedece a propósitos claros. Rodar muchos kilómetros durante el tiempo que sigamos aquí. Y una forma clara de hacerlo:

-Kilómetros, te digo
-Kilómetros de viaje en cortos espacios de tiempo. Rodadas intensas, afirmo en voz alta.

Pero aún no sé ¿qué piensas?

Bajamos las motos del central y me desplazo hacia atrás con los piés. Quedo casi frente a tí. Te miro.

-Tú primero me dices con una sonrisa pícara.
-Vamos entonces, te digo y también sonrío.


Presiento que será la última imagen que tenga de tí!.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin palabras. Las despedidas son siempre tristes.
Disfruta de la GS. Le queda mucho por delante.
La mía va por los 150000

Sylvia Pló dijo...

Qué bonito escribes hermanito... Todo un romántico innato. Te adoro.

J.París dijo...

Guapaaaaa. Gracias.
No es el mejor de todos pero ha quedado chulo al final. Y eso que quedò muy recortado del original jajajaa.
Bsotes

J.París dijo...

Gracias. Una pena que al final lo único que haya quedado para los que lo leen es el hecho de una despedida como cientos de veces en que salimos a rodar con alguien y cada uno se va a su casa. Aunque esta vez fuese un encuentro de dos desconocidos en torno a un café para charlar de nuestros cacharros.

Anónimo dijo...

Haceis buena pareja y con las motos ya se sabe.
Asi que como decía tu amiga Krika siempre mas y mejor.

Abrazo
M.G.

J.París dijo...

Entiendo que te refieres a los cacharros. Las dos GS Chamula y Deva se hubieran entendido bien jajajaja
Cualquier camino, carretera o viaje por México, pudiera hacerlas coincidir otra vez. Anytime !!!
Saludos

Anónimo dijo...

Ya me has contestado a lo que te pregunté ;-)

Esthela BCN

BIENVENIDO

Nunca me había planteado escribir en un blog. Cosa curiosa pues lo llevo haciendo desde hace años en los foros de internet. Incluso me he atrevido con alguna incursión en revistas del motor.

Nada. ¡Hay que tener un blog!.¿Para qué?-dije yo. Pues porque es como mantener un diario de aquello que te interese y que de paso pueda ser de interés a otros.

Y así es como la idea de encuentro físico que mantuvimos en un foro, para que aquellos que lo desearan participaran, cada miércoles, y nos juntáramos para cenar y departir sobre nuestros cacharros, lo he trasladado aquí.

Un lugar abierto, donde todo el mundo pueda participar de lo que más nos gusta aparte de viajar en moto, charlar sobre nuestras experiencias con ellas


Nuestros queridos cacharros que apasionadamente disfrutamos, cuidamos y sobre los que somos capaces de hablar y hablar. Compartir ese viaje que hiciste, como lo viviste. Comentar ese otro que está siempre ahí, pendiente, como lo harás. Vivir incluso la experiencia de viajar leyendo las de otros e imaginando como será el tuyo cuando lo hagas. Porque lo harás. No te quepa la menor duda. Y así, al tran tran, ir describiendo aventuras solo o acompañado, con tu "cacharro". Ese que limpias, al que pones maletas un topcase, que si un escape o un navegador, una parrilla o un xenon, un asiento así o asá. Un manillar alzado o un gran carenado. Con el que te mueves al trabajo o en salidas de día/fin de semana. EL que te lleva de vacaciones. El que disfrutas en cada curva.

En fin inicio aquí un espacio para todos los amantes del turismo, en moto.
Aficionados a la BMW,a la Vespa Y M@S. Las posean o no pero sobre todo. Con afición a charlar de ello.

Un saludo a todos

Dedicado a todos y cada uno de los que han sudado la camiseta para poseer uno de nuestros deliciosos cacharros.En especial a Jimena, fiel compañera durante muchísimos años y que sin ella nunca hubiera pasado de soñar, a tener Nuestros Cacharros

MADRID 23MAY...SALIMOS

MADRID 23MAY...SALIMOS
Ruta a Tragacete

III K-TREFFEN 2009

IIª K100Treffen

Ruta Maragata 2008

Ruta Maragata 2008

En Madrid nos Vimos

En Madrid nos Vimos